Welcome to Harmony: Exclusiva con Sergio Moure

Escrito por , el 14 noviembre 2014 | Publicado en Apuntes

Welcome to Harmony – Desde el Estudio

El largo camino musical de Welcome To Harmony va llegando a su final, y esta última etapa, que comenzó con la grabación de la banda sonora en Córdoba a principios de noviembre, se está cerrando estos días en el estudio de mezclas, que Asturscore ha tenido la oportunidad de poder visitar.

En un chalet de las Rozas, en las afueras de Madrid, es donde el conocido ingeniero de sonido José Vinader tiene su estudio de mezclas (con sala de grabación anexa incluida), y es donde el pasado viernes recibieron a Asturscore, tanto él como el compositor de la música de la película, Sergio Moure.

En el bajo del chalet, ambos se pasan horas y horas aislados en una sala oscura, inmersos en el proceso creativo que supone la mezcla, la ecualización y el ajuste de la BSO sobre una versión finalizada del metraje, como si fueran dos osos que estuvieran hibernando en una cueva, pero con un ritmo y una actividad muy superior.

José Vinader, veterano en el mundo audiovisual desde 1971, cuenta con casi 300 películas a sus espaldas (que se dice pronto!), y durante estos años ha trabajado con compositores como Roque Baños, Alberto Iglesias, Pascal Gaigne o Ángel Illarramendi, dando vida a la música de películas como Alatriste, La Comunidad o la reciente Autómata.

José Vinader y Sergio Moure han colaborado juntos en 9 películas (todas menos la primera película de Sergio Moure, Inconscientes), siendo Welcome to Harmony su décima colaboración conjunta. El buen ambiente que podemos ver en el estudio, da fe de ello, ya que ambos se conocen muy bien, haciendo que todo el proceso sea muy natural e intuitivo.

Pero vamos a empezar a contar la historia desde un poco antes, desde la grabación de la banda sonora en Córdoba.

Como ya informamos hace unos 10 días, la primera semana de noviembre se realizó la grabación de la banda sonora en la sala Polifemo del Teatro Góngora de Córdoba, durante 6 sesiones divididas en 3 días. Según nos ha comentado Sergio Moure “Las condiciones de la sala Polifemo del Teatro Góngora son ideales para la grabación de bandas sonoras, puesto que disponen de unas estupendas características de calidez y reverberación. La disposición y profesionalidad de la Orquesta de Córdoba ha superado mis expectativas, y creo que está perfectamente preparada para continuar grabando bandas sonoras con un alto nivel de calidad”.

Para la grabación se dispusieron micrófonos de forma estratégica en torno a los músicos, y se estableció un centro de control con 3 pantallas en una sala anexa, donde se utilizaron 2 pantallas para labores de ecualización y control de lo que se estaba grabando, y una tercera de referencia con una versión finalizada del montaje de la película.

Las sesiones de grabación, fueron realizadas por secciones concretas de la orquesta en algunos casos, y por el conjunto de toda la orquesta en otros casos.

La Orquesta de Córdoba, dirigida por Alfons Reverté, se estructuró de la siguiente forma para las grabaciones: cuerdas (22 violines – 12 primeros violines y 10 segundos violines, 10 violas, 6 violonchelos y 6 contrabajos), metales (4 trompas, 4 trombones y 1 tuba), percusión (con un juego completo de timbales), piano preparado (un piano sobre el que se colocaron elementos especiales) y madera (2 clarinetes). Adicionalmente, se realizó una sesión extra de grabación un cuarto día en el Conservatorio Profesional de Córdoba, únicamente para el piano.

Una vez obtenido todo el material, dio comienzo la segunda fase de la producción musical, las mezclas, un proceso que viene a durar unos 10 días, puesto que el director ha dispuesto que haya mucha música en la película (casi 70 minutos).

En esta fase de mezclas, se seleccionan las tomas que se han grabado, para ver cuáles resultan óptimas para el metraje a musicalizar. Después, se editan y ecualizan para conseguir la sonoridad y balance deseados, además de para eliminar aquellos defectos o impurezas que hayan podido surgir en la grabación. De esta forma, durante el proceso de mezclas, se consigue cohesionar el sonido obtenido en la grabación, para buscar la sonoridad que se desea que tenga la mezcla final ya ajustada a la película.

Una vez finalizadas las mezclas, el director de la película, Miguel Ángel Vivas, pasará por el estudio a supervisar la versión final de la banda sonora, y tras realizar algunos ajustes y correcciones (si fuera necesario), dará por buena la música y se cerrará esta etapa.

La banda sonora, en la línea de otros trabajos de Sergio Moure, destila calidad, teniendo momentos sonoros dedicados para la inocencia de la niña, la redención de los personajes, el sacrificio y la esperanza, entre otros, pero sin olvidarse de la tensión que requiere la historia, así como los momentos de acción y lucha que marcan el contrapunto de la película. Utilizando todo el potencial de la orquesta, y ayudado por elementos electrónicos y efectos en segundo plano en ocasiones, Sergio compone una música cautivadora, dinámica y altamente descriptiva, estupenda en nuestra opinión, de la cual hemos podido escuchar algunos fragmentos durante nuestra visita al estudio. Como es habitual en Sergio, las orquestaciones han corrido a cargo de Alejandro Román, colaborador de sus últimos trabajos.

La banda sonora será editada por un reconocido sello internacional especializado en bandas sonoras, y el proceso de diseño y edición de la misma está bastante avanzado. Tal y como nos ha comentado Sergio Moure “una vez finalizada la música para la película, el trabajo no termina aquí, puesto que todavía hay que pensar en la edición en CD de la misma. Esto implica decidir qué temas hay que incluir en el CD, el orden en el que han de ir los mismos, y ver si es necesario realizar algún ajuste adicional, aparte de remezclar la banda sonora de 5.1 a 2.0 para su adaptación al CD”.

Welcome to Harmony, está dirigida por Miguel Ángel Vivas y escrita por Miguel Ángel Vivas y Alberto Marini, tomando como base el best-seller de Juan de Dios Garduño “Y pese a todo”.

Con un reparto compuesto por Matthew Fox, Jeffrey Donovan, Quinn McColgan, Valeria Vereau y Clara Lago entre otros, la película transcurre en Harmony, un pequeño pueblo de montaña de Maine (USA), donde dos viejos amigos, Patrick y Jack, y la hija del segundo, Lu, sobreviven después de la desaparición casi total de la vida humana de la faz de la tierra. Para ello, se verán obligados a dejar de lado las rencillas personales que los han separado durante muchos años, si quieren sobrevivir ante un problema que consideraban olvidado, pero que vuelve para acecharles.

La película se estrenará en el primer semestre de 2015, en una fecha todavía por determinar, aunque sí se sabe que hará su debut en Estados Unidos en primer lugar para llegar posteriormente a las salas del resto del mundo.

Desde Asturscore les deseamos que sea un gran éxito, y estamos ansiosos de poder ver la versión final de la película en los cines.

CONVERSACIONES DESDE LA SALA DE MEZCLAS

José, cuéntanos el equipo que utilizas en tu estudio. Vemos un montón de elementos tecnológicos dispuestos en armarios junto a pantallas, altavoces, etc… pero dinos, ¿cómo funciona todo este montaje?

La verdad es que tengo mucho equipamiento en la sala, pero el núcleo de todo ello es el software Protools con un MacPro. Dispongo de 3 tarjetas Protools dedicadas a controlar las entradas y salidas, así como un interface con previos de micrófono de la marca DAD, el Ax32 concretamente. Los micrófonos que hemos utilizado para la grabación son micrófonos DPA.

Para controlar el proceso de mezclas utilizo 3 pantallas, una pantalla central de 4K donde visualizo el montaje final de la película, y dos pantallas auxiliares en la mesa para las pistas de grabación y las ecualizaciones de las mismas. Todo ello lo manejo con un ratón y un teclado normal, además de con algunos paneles adicionales de mezclas/ecualización/volumen que van integrados con todo el sistema.

Los altavoces que dispongo en la sala son unos BW 802 con etapas Clasee y realizamos las mezclas en 5.1 con 4 etapas. El subgrave/subwoofer es autoamplificado.

Todo el trabajo lo grabo en discos duros internos del MacPro, y suelo hacer copias de seguridad en discos duros externos, siendo alguno de estos discos los que entrego con la versión final del trabajo.

Además, dispongo de un SAI de MGE que me da soporte a los picos de tensión eléctrica y a posibles caídas de corriente, al que por cierto, tengo que cambiar la batería ya que lleva tiempo quejándose.

Sergio, un nuevo “hijo musical” está llegando a su mayoría de edad. ¿Qué cosas te gustaría destacar sobre todo el proceso que se ha seguido?

Es que es un proyecto en el que he puesto mucho esfuerzo y mucha ilusión, y que comenzó hace casi dos años (si no me falla la memoria).

A la hora de componer para una película, me gusta involucrarme en el proceso desde el principio si es posible. En este caso, por la relación que tengo con Miguel Ángel Vivas, ha sido posible y estoy encantado. Cuando puedo trabajar así, realizo las primeras anotaciones musicales sobre el guion, y voy comentando las mismas con el director, antes incluso de que comience el rodaje. De esta forma, me aseguro de comprender bien lo que se espera de la música en la película, y puedo aportar mis ideas al proceso creativo de la misma.

El caso de Miguel Ángel Vivas es especial, puesto que es un director que tiene muy en cuenta la música y sabe muy bien cómo utilizarla, tanto dramáticamente como rítmicamente. Es un director que transmite muy bien lo que quiere, y te hace saber lo que se espera de la música. Esto, me facilita mucho la labor.

En cuanto a la grabación, me gustaría volver a destacar que me ha sorprendido la calidad y el trabajo realizado por la Orquesta de Córdoba, han comprendido perfectamente mi música y la han interpretado tal y como la había imaginado. Es un gran descubrimiento, que demuestra que no hace falta irse a los países del Este para encontrar orquestas de calidad para grabar bandas sonoras.

La banda sonora de Welcome to Harmony, está compuesta teniendo en cuenta tres niveles emocionales, al estilo de capas, que cuentan los diferentes niveles que subyacen en la historia. Tiene una base rítmica de género, una capa dramática que se superpone a la anterior, y una capa emocional que cohesiona todo el conjunto.

Welcome to Harmony es un proyecto muy especial para mí, ya que es una producción de proyección internacional, con actores de renombre en el extranjero, en la que he puesto mucho esfuerzo e ilusión, y que espero que sea un gran éxito, que me permita abordar nuevos proyectos similares en el extranjero.

Actualización – 24/12/2014

Tal y como ha podido saber Asturscore, la semana pasada se ha dado por terminada toda la parte de sonido de Welcome to Harmony!

Tras finalizar la mezcla de la banda sonora a mediados de Noviembre en Las Rozas en el estudio de José Vinader, el equipo se trasladó a los estudios Cinemar en Santiago de Compostela a realizar las mezclas de sonido. Es en este punto cuando se añaden los efectos sonoros, efectos especiales, sonido ambiente, y se deja finalizada la película.

Allí, y durante algo más de una semana, Sergio Moure y Miguel Ángel Vivas trabajaron con Nacho Arenas, encargado del diseño de sonido de la película y Jaime Fernandez, encargado de hacer la mezcla final para elaborar el producto final.

Según nos ha comentado Sergio Moure “Los resultados han sido óptimos, y pienso que la película contará con un diseño de sonido espectacular, hecho con criterio y gusto. Ya sólo faltan detalles técnicos como el etalonaje y lanzar la copia maestra… y lo más importante… fijar fecha de distribución de la película, que está previsto que sea dentro del primer semestre de 2015”.