Píldoras de John Williams (I)

Escrito por , el 6 julio 2020 | Publicado en Apuntes

La música de cine es un arte más o menos desconocido para el público generalista (incluso para el cinéfilo) y por eso la obra de John Williams representa una de las pocas excepciones a la norma. Así y todo, su nombre casi siempre se asocia a sus colaboraciones con Steven SpielbergGeorge Lucas o, en el caso de los más jóvenes, Harry Potter. Sin embargo, antes del sinfonismo de La guerra de las galaxias (1977), el compositor atesora muchas otras composiciones que entran en el campo del folk, el jazz o, directamente, el vanguardismo.

Williams nace en Nueva York en 1932. Hijo de un percusionista de jazz, estudia para convertirse en concertista de piano. En 1948, se muda a Los Ángeles con su familia. Entre 1951 y 1954, años en los que se encuentra alistado en la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, realiza sus primeros arreglos musicales para las diferentes bandas de las que forma parte. A su regreso a la vida civil, retoma sus estudios, primero en la Escuela Juilliard de Nueva York y, posteriormente, en la Universidad de California, a la vez que recibe clases privadas de piano.

En 1956 comienza su carrera como pianista en los estudios Columbia Pictures y 20th Century Fox, bajo el nombre de Johnny Williams. Durante esta época decide dedicarse a la composición, orquestando las películas de otros compositores. Sus primeros pasos los da en la televisión y salta al cine a principios de los años 60, trabajando en comedias ligeras.


Carátula BSO How to Steal a Million - John WilliamsCómo robar un millón y… (1966): Main Title

Dirección: William Wyler. Intérpretes: Audrey Hepburn, Peter O’Toole, Hugh Griffith, Eli Wallach,Charles Boyer

La hija de un falsificador de arte tiene que robar una estatua para salvar a su padre de ir a la cárcel. A pesar de tratarse de una película ligera de William Wyler, quien originalmente la había planteado como una continuación de Vacaciones en Roma (1953), para el compositor supuso la oportunidad de trabajar con un gran director.

El tema principal de Williams, con un acerado piano y saltarines metales, posee una cualidad distinguidamente aventurera, de suave poso romántico. Y si bien es cierto que este poso recuerda al sonido pop de la época, pasado por el tamiz del jazz, la banda sonora ya posee destellos del futuro estilo del autor.


Carátula BSO The Reivers - John WilliamsLos rateros (1969): Main Title/First Introduction/The Winton Flyer

Dirección: Mark Rydell. Intérpretes: Steve McQueen, Sharon Farrell, Ruth White, Michael Constantine, Diane Ladd

Un anciano recuerda el increíble viaje que hizo de niño desde Mississippi hasta Memphis, tras tomar “prestado” el coche de su padre junto al mozo del establo y al chico para todo. Williams llegó como reemplazo de Lalo Schifrin, consiguiendo su primera nominación al Óscar. Además, la banda sonora se convirtió en una de las favoritas de Steven Spielberg y lo que hizo que éste se fijara en el compositor.

La música representa un cambio respecto a la de las comedias: guitarra, armónica y banjo entretejen melodías bluegrass a través de texturas orquestales. Música de estilo “americana”, con influencias de Aaron Copland, y con orquestaciones llenas de originalidad. También se intuyen retazos del estilo que desarrollará el compositor en años posteriores.


Carátula BSO Fiddler on the Roof - John WilliamsEl violinista en el tejado (1971): Finale

Dirección: Norman Jewison. Intérpretes: Topol, Norma Crane, Leonard Frey, Rosalind Harris

Un campesino ruso trata de casar a tres de sus cinco hijas en el periodo de ocaso de los zares. Historia que sirvió como base al musical de 1964, compuesto por Jerry Bocky con letra de Sheldon Harnick.

La adaptación cinematográfica es mucho más ampulosa musicalmente, trabajo del que se encargó Williams y al que dedicó un año de su vida. Un tiempo bien empleado, porque le reportó al compositor el primer Óscar de su carrera. Además de la adaptación musical de los temas existentes, también incluyó otros originales como First Act Finale o Rejection Scene, en los que se aprecian tanto su sentido de la melodía como su expresión exuberante.


Carátula BSO Images - John WilliamsImágenes (1972): In Search Of Unicorns

Dirección: Robert Altman. Intérpretes: Susannah York, Rene Auberjonois, Marcel Bozzuffi, Hugh Millais, Cathryn Harrison, John Morley, Barbara Baxley (voz)

Una mujer, presa de la esquizofrenia, trata de exorcizar sus demonios. Robert Altman y John Williams se habían conocido en 1963, mientras ambos trabajaban para la televisión en el Kraft Suspense Theatre y llevaban queriendo colaborar desde entonces.

Una pequeña agrupación de cuerda (parte de la sinfónica de la BBC), piano (a manos del propio compositor) y percusión (a cargo de Stomu Yamashita) nos trasladan a un lugar muy particular. La música, al igual que el personaje interpretado por Susannah York, bascula entre el lirismo del mundo real y la locura de unas percusiones desatadas.


Carátula BSO The Long Goodbye - John WilliamsUn largo adiós (1973): Main Title Montage

Dirección: Robert Altman. Intérpretes:Elliott Gould, Nina van Pallandt, Sterling Hayden, Mark Rydell

Actualizada adaptación cinematográfica de la novela de Raymond Chandler, en la que el mítico Phillip Marlowe trata de ayudar a un amigo y, para variar, termina envuelto en un asesinato. Williams compuso, junto al recientemente fallecido Johnny Mercer, la canción The Long Goodbye antes del rodaje, para que el director pudiera usarla durante el mismo.

Banda sonora con sonido de jazz moderno, urbano, y con una melodía tristona con diferentes arreglos. De hecho, la idea de emplear un único tema, con múltiples variaciones, provino del propio director. Toda la música de la película es la misma “canción”, que persigue al personaje de Marlowe allá a donde va.