Especiales
Portada » Especiales » Al Salir del Cine: “Overlord”

Al Salir del Cine: “Overlord”

Escrito por , el 29 noviembre 2018 | Publicado en Apuntes

Si lo que buscas es una historia entretenida de la segunda guerra mundial, con nazis de por medio y toques sobrenaturales, esta es una película interesante para pasar simplemente el rato y que podría cumplir esas tus expectativas (tal fue mi caso).

No te engancharán sus personajes en exceso (arquetipos, perfilados con lo justo en algunos casos, con excepciones como el histriónico villano nazi, interpretado por Pilou Asbæk,nuestro Euron Greyjoy en Game of Thrones),ni tiene una trama o planteamiento original, aunque al menos, en su conjunto final, sea un sano entretenimiento, con una set piece muy buena (lo mejor que tiene), toda la escena aérea del principio, y algún amago truculento dentro del castillo, pero con el curriculum que tiene uno en su haber, se queda un poco light.

Pero salvo eso, la película se queda en la superficie de sus posibilidades, no profundiza ni arriesga; le falta más mala leche, que se moje más, que de un paso en otras direcciones, que explore, que te inquiete más allá de su blanco tirando a gris, cuando debería ser una explosión teñida de rojo.

Overlord (2018) se queda en fuegos artificiales, tan bonitos y vistosos como olvidables. Eso si, el viaje merece la pena para pasar un buen rato, para desconectar la neurona.

En cuanto al trabajo de Jed Kurzelsu trabajo se queda a medio camino entre ese mal de males que es la música de cine conocida como diseño de sonido y lo que llamaríamos banda sonora.

Hay momentos donde la música trata de ser espectacular (y entre comillas esta palabra, que suena muy bien pero hay que saber lograrlo), como alguna persecución dentro del castillo o el clímax final, o pasajes más pulsantes y tensos, donde Kurzel recuerda a trabajos suyos anteriores, como Alien Convenant (2017), que sin ser nada del otro jueves, entre el tributo de Jerry Goldsmith y algunos cortes interesantes ofrecía una partitura curiosa (lástima de película… aunque peor fue Assassin’s Creed…terrible).

Es quizás en esos ratos más tensos donde su nervio musical, apoyado en la electrónica y sintetizadores, dé algo más de cobijo a las secuencias delos soldados adentrándose en terrenos misteriosos y peligrosos.

La banda sonora no es memorable, ni se acerca a ser de lo mejor del año, aunque tiene la virtud de no desentonar y ser un simple acompañante dentro de la pirotecnia de Overlord.

Eso si… ¿os imagináis a alguien como Christopher Young haciendo Overlord? Yo si, y podíamos estar hablando de una banda sonora espectacular, y sin comillas.