Especiales
Portada » Especiales » Al Salir del Cine: “Skyscraper”

Al Salir del Cine: “Skyscraper”

Escrito por , el 5 septiembre 2018 | Publicado en Apuntes

No voy a hacer el comentario fácil sorprendiéndome de lo que he visto. No voy a ser hipócrita. Todos sabéis lo que os vais a encontrar y así ha de ser aceptado. Yo lo hice y oye, disfruté como un casi niño, como un casi digo porque hay escenas fantasma como la del hombre grúa con las que aún me creo que estoy más en un circo que en una sala de cine. Pero aún así lo paso, forma parte del show. Seamos constructivos pues…

Vibrante y muy disfrutable entretenimiento veraniego con una marcha de más que hace que pierda parte de su encanto y que todo quiera acabarse lo antes posible como si realmente no se creyesen que podrían haber hecho un producto con luz propia pese a ese evidente apareamiento entre El coloso en llamas y La jungla de cristal. Y es que, al menos para mí, el buen cine de acción no significada dar ostias a diestro y siniestro y si te he visto no me acuerdo, ha de saber dosificarse, coreografiar sus golpes, sus cuerpo a cuerpo; dejar al espectador el suficiente tiempo de resuello para que la adrenalina recorra su cuerpo y contacte con su parte racional, no por otra cosa sino para que no te tomen el pelo.

Tampoco voy a ser hipócrita hablando de la banda sonora. Lo esperaba. Música ambiental, con ese consabido pulso electrónico que Steve Jablonsky ya utilizaba en Pain & Gain, Batlleship o incluso Transformers. Bueno, Jablonsky y tantos otros… Es decir, música para cubrir el expediente y sin personalidad. Lo justo para mantener la tensión en la película pero sin contar ni narrar nada y mucho menos con algo de apego real a las imágenes. Intercambiable como los cromos. Y, desde luego, una muestra más de como en Hollywood la música que lleven sus productos les importa un pimiento. Es incomprensible pues mi ingenuidad aún me sigue diciendo que una buena música es una buena peli de acción siempre la impulsa y la vuelve más interesante.