Análisis
Portada » Análisis » Spectre (Versus)

Spectre (Versus)

Los muertos vivos están


He de reconocer que me encontraba un poco cansado del sonido David Arnold en la saga Bond. Y por eso me pareció un cambio interesante la llegada de Thomas Newman a Skyfall, la anterior película de la franquicia, de la mano de Sam Mendes. Un director de peso puede escoger músico y llevarse consigo a uno de sus colaboradores habituales. Lo bueno del cambio es que trajo aires de renovación y nuevas perspectivas. Algo que comenzó haciendo Newman en Skyfall y que ha asentado definitivamente en Spectre. El compositor ha deconstruido el sonido Bond y mantenido la esencia. Un ejercicio de Nouvelle cuisine en toda regla.

¿Y en qué consiste la nueva música Bond? En breves (y múltiples) motivos, en una orquesta incansable, en ostinati y glissandi, metales a tope, percusiones y algún que otro coro. Y, a poco que rasques, encuentras destellos del Bond de siempre. Por supuesto, tampoco faltan los temas de cuerda marca de la casa, Newman, para los personajes femeninos. O incluso la inteligencia musical de acompañar la pelea en el tren del silencio para luego romperlo a media lucha con la entrada de la orquesta. Cosa harto interesante, porque es un claro ejemplo de lo que hace la música durante toda la película, saltando de la acción exterior al interior de los personajes. Lo único que evita que la banda sonora sea completamente redonda son algunos de los largos y repetitivos temas de acción, que le restan eficacia al conjunto. Y, tal vez, la canción… Pero eso ya no es cosa del señor Newman. Por suerte o por desgracia.

Tranquilo, Braulio, que no me he olvidado de ti. Sólo quería pagarte con tu misma moneda. No estoy dispuesto a volver a la polémica que ya intentaste iniciar hace unas semanas respecto al uso en las sagas de los temas clásicos. Lo mismo que a ti te parecía que en el caso de Misión imposible la música debía evolucionar, a mí me parece que eso es lo que ha sucedido en Spectre. Ausencia del mítico tema incluida. Es como si todos los aficionados esperáramos el tema de Bond como el perro de Páulov. Y, si no nos lo dan, nos enfadamos. Pues no. Además, Arnold también lo hizo y no pasó nada.

De todas formas, doy por hecho que Spectre es el testamento final de Newman en Bond, ya que el director no volverá a la franquicia y, por tanto, es más que probable que su músico tampoco. Un final que espero que no signifique volver al comienzo, ya que sólo entonces es cuando se oye el tema completo de James Bond, para cerrar el círculo. Y hace que toda la sala mueva la cabeza como el perrito del salpicadero del coche.

Óscar Salazar


Ni Aston Martin, ni Jaguar, ni Rolls Royce. Tata Motors


Vaya por delante que a mí me ha parecido francamente mejor esta Spectre que la anterior Skyfall. Pero aún así hay demasiados factores que la alejan de ser una buena banda sonora de Bond. Eso de que “Thomas Newman ha renovado el sonido de la saga”, que “David Arnold ya estaba quemado”, y otra serie de ocurrencias, son sólo opiniones, como lo es la mía. Opiniones que creo que emiten aquellos que desconocen en buena medida los cinco scores de Arnold para Bond.

Lo primero de todo Óscar, deberías señalar cuando te refieres a la llegada de Newman a la saga, que originalmente los productores le ofrecieron Skyfall a Arnold, y que este declinó el trabajo porque estaba inmerso en la composición de la música para la apertura de los juegos olímpicos de Londres –su ciudad, en realidad, algo que “sólo pasa una vez en la vida”, dijo en sus redes sociales-. Así que los productores, de entrada, no pensaban que Arnold estuviera quemado, y el director, por mucho caché que tuviese, no iba a imponer su criterio musical. De hecho es que no hay criterio musical en los dos Bond de Newman, más allá del “hazlo como Arnold y, si quieres, que suene un poco a American Beauty aquí y allá”. El segundo matiz que analizo es que, si bien los productores no creyesen que Arnold estuviera quemado, es posible que él mismo sí lo pensase. De hecho, todo su proceder con respecto al cine después de 2012 huele a chamusquina.

Pero mire, signore Salazar, centrándome en Spectre, hay zonas donde no se admite comparación entre Arnold y Newman. Ambos escriben muy buena música de acción, el primero soberbia, muerto el rey, de los mejores hoy, junto a Giacchino (otro al que le tienes manía), aunque reconozco que lo de Newman es meritorio, porque ni siquiera sabíamos, tras treinta años de carrera, si sabía hacerlo. Y sí sabe, y bien además. Pero ahí se queda todo. Con Arnold siempre existía un tema masculino, heroico si quieres, que iba con el macho alfa de la pantalla. Y uno nuevo en cada cinta. Y luego un tema romántico. En el caso de Arnold eran más que brillantes (vuelve a escuchar al menos los de Casino Royale, El mañana nunca muere o El mundo nunca es suficiente, mis favoritos). A la música de acción, y a las identidades temáticas del score, Arnold añadía músicas introductorias de escena, y aderezos del famoso tema Bond, todo con una orquestación “a la Barry”, y “a la Bond”, eso sí, en unas ocasiones más que en otras, con demasiada electrónica no necesaria sino de moda (en lo que falla, por ejemplo, El mundo nunca es suficiente).

Pues bien, lo de Newman se queda, al margen de la acción, nada más que en algunas músicas introductorias sobresalientes (caso del Grand Bazar de Skyfall o del Eternal City de Spectre). Eso es todo. Pero además tenemos que tragar, otra vez Thomas, con una música que arranca y para constantemente, y con alguna flaqueza de repertorio musical, como la recuperación nota por nota de algunas frases de acción, como en la persecución en Roma. Sin embargo, para concluir diré que Spectre es aún con eso mucho mejor banda sonora que Skyfall, solo sea por ese genial Donna Lucia (por fin, Thomas), y por grandes aciertos, como bien señala el de arriba, como la escena del tren. Puede entonces ser verdad, quizá, que Newman le vaya cogiendo la medida a Bond. Una pena que probablemente no le vayamos a escuchar más. Arnold ya se la cogió a la primera.

Braulio Fernández

Spectre

01. Los Muertos Vivos Estan (featuring Tambuco) (2:48)
02. Vauxhall Bridge (2:19)
03. The Eternal City (4:34)
04. Donna Lucia (2:03)
05. A Place Without Mercy (1:04)
06. Backfire (4:54)
07. Crows Klinik (1:41)
08. The Pale King (2:55)
09. Madeleine (2:58)
10. Kite In A Hurricane (2:09)
11. Snow Plane (5:24)
12. L’Americain (1:42)
13. Secret Room (5:22)
14. Hinx (1:21)
15. Writing’s On The Wall (Instrumental) (2:10)
16. Silver Wraith (2:15)
17. A Reunion (5:36)
18. Day Of The Dead (featuring Tambuco) (1:26)
19. Tempus Fugit (1:21)
20. Safe House (3:55)
21. Blindfold (1:28)
22. Careless (4:39)
23. Detonation (3:53)
24. Westminster Bridge (4:14)
25. Out Of Bullets (1:51)
26. Spectre (End Title) (5:40)

Duración total: 79:42 minutos
Compositor: Thomas Newman
Sello: Decca Records
Formato: CD
Fecha de publicación: 6 de noviembre de 2015