Análisis
Portada » Análisis » Jurassic World (Versus)

Jurassic World (Versus)

Nuevo clásico dos décadas después


Jurassic World es lo que se suponía que debía ser: una partitura de acción dinámica, salpicada de algunos temas memorables. Lo primero sólo lo pueden hacer hoy en día un par de compositores, uno de ellos Giacchino, para el que escribe el mejor compositor de música de acción hoy, habiendo adquirido sólo recientemente ese estatus. Y lo segundo, un puñado más, no muchos, ojo. En su primera tarea está más profesional que brillante, aunque nos deja un par de momentos de material verdaderamente espléndido, la persecución de motocicleta y raptor, y el enfrentamiento final entre dinosaurios. Todavía estoy buscando algo así en The Wolverine, World War Z y A Good Day to Die Hard.

En lo de los temas, hay miga. Un detalle: la única de las tres secuelas de Parque Jurásico que no ha usado los temas originales es la única compuesta por el propio John Williams. El uso de los temas en Jurassic World es correcto. Acierta al limitar al homenaje los temas clásicos, al principio y al final, y sobre todo da en el clavo al emplear un tema principal destacado para que sirva de vehículo de la historia, tanto en la épica de la aventura, como en lo íntimo de la relación familiar. Pero para eso hay que saber escribir un gran tema y, mira tú, que en esto Giacchino también se va quedando solo hoy en día. El que ha compuesto para Jurassic World es, sencillamente, de cinco estrellas, y la forma en que sus dos frases son usadas para la aventura y para lo íntimo, posiblemente el golpe maestro de la partitura.

Todo esto sólo lo puede llevar a cabo un músico de cine de primer nivel, como es Giacchino, que si ha sido sobrevalorado por alguien es por algún friki espontáneo, pero no por los que ven en Perdidos una biblia musical televisiva, no para aquellos que gustan de escuchar instrumentos en las partituras, y no para los que disfrutan con un espectáculo grande de música, en el que lo más importante sea lo más pequeño (entendiendo por pequeño las cinco veces que pulsa Mark Gasbarro el piano en un minuto de score). Giacchino ya cumple una década ahí arriba. Entra en esa etapa en la que su música ya nos suena. A ver si con él, querido Óscar, dais un poco de margen a uno de los pocos artistas que le queda a Hollywood.

Braulio Fernández


A medio camino


Estando de acuerdo, más o menos, con mi estimado convecino en lo sustancial, de ahí las tres estrellas, no coincido en lo general. ¿Es buena Jurassic World? Sí. ¿Podría ser mejor? Por supuesto. Giacchino es un compositor dotado del gen cinematográfico, que sabe narrar con pulso y, en este caso, ilustrar las persecuciones con buena música de acción. Incluso se permite crear un par de temas interesantes, con miga o sin ella, aunque diluidos entre toda la parafernalia visual y sonora de la película. Entonces, ¿por qué digo que podría ser mejor?

En primer lugar, y entonando parte del mea culpa, porque los aficionados lo tenemos ciertamente sobrevalorado. Sí, querido Braulio, sí. S-O-B-R-E-V-A-L-O-R-A-D-O. No son un par de despistados que pasaban por ahí. Ni un espontáneo. Estamos tan faltos de auténticas bandas sonoras “orquestales”, tan hartos del “diseño sonoro”, que cuando alguien nos da un poco de ello, lo elevamos a los altares. En el panorama actual, Jurassic World destaca porque nos ofrece algo que nadie más ofrece. Cierto que las melodías de los temas que nos llaman la atención son diferentes a las de Super 8, por ejemplo. Y, sin embargo, emplean los mismos recursos. Muchas veces simples, entendido esto como el medio camino entre la genialidad y la decepción. Sin citar lo infrautilizados que están en la película, probablemente por cuestiones de producción. ¿Y qué diferencia hay entre la música de acción de Jupiter Ascending y ésta? Sin llegar al extremo de decir que son intercambiables, también se basan en los mismos recursos.

Y, en segundo lugar, podría ser mejor porque, aparte de que lo sobrevaloremos, él lo sabe. Giacchino sabe que nos tiene comprados. Es el rey tuerto en el reino de los ciegos. Se ha creado una zona de confort desde la que trabaja, sabiendo que nadie más se puede permitir el lujo de hacer lo que él hace, no porque no puedan o sepan, sino porque no les dejan. Y su zona de confort es eso que ya nos suena. Va siendo hora de atreverse, de arriesgarse y de hacerse mayor. ¿Cuánto más margen hay que dejar, después de pasada una década?

Así que, la banda sonora es buena, pero yo necesito algo más. Nos merecemos más, compañero. Tú, yo y los que nos leen. Giacchino se merece más. Dar el salto, para dejar de ser el alumno aventajado y comenzar a caminar hacia el siguiente nivel.

Óscar Salazar

Jurassic World

01. Bury the Hatchling (1:56)
02. The Family That Strays Together (1:00)
03. Welcome to Jurassic World (2:08)
04. As the Jurassic World Turns (5:30)
05. Clearly His First Rodeo (3:28)
06. Owen You Nothing 1:19)
07. Indominus Wrecks (6:11)
08. Gyrosphere of Influence (3:14)
09. Pavane for a Dead Apatosaurus (4:44)
10. Fits and Jumpstarts (1:31)
11. The Dimorphodon Shuffle (2:13)
12. Love in the Time of Pterosauria (4:30)
13. Chasing the Dragons (2:54)
14. Raptor Your Heart Out (3:50)
15. Costa Rican Standoff (4:37)
16. Our Rex Is Bigger Than Yours (2:41)
17. Growl and Make Up (1:16)
18. Nine-To-Survival Job (2:33)
19. The Park Is Closed (1:38)
20. Jurassic World Suite (12:53)
21. It’s a Small Jurassic World (1:43)
22. The Hammond Lab Overture (1:07)
23. The Brockway Monorail (1:45)
24. Sunrise O’er Jurassic World (2:06)

Duración total: 76:46 minutos
Compositor: Michael Giacchino
Sello: Back Lot Music
Formato: CD, Download
Fecha de publicación: 9 de junio de 2015